miércoles, 18 de agosto de 2010

La empresa niega que contamine

Es impresionante como se van generando mi­tos. Hoy con el tema de Uruguay cualquiera sale a hablar: Si suman que tiramos chicos crudos y hacemos celulosa con eso, alguien lo va a creer" Así responde los cuestionamientos Ignacio Le­rer, gerente de Asuntos Corporativos y Legales de Alto Paraná. Para él, salvo el mal olor ("que no es toxico", asegura), en ninguna de las otras quejas hay fundamento. "Hay muchos intereses , gente despedida que se fue mal", menciona. A su criterio, "no hay estudios epidemiol6gicos que demuestren los supuestos altos índices de enfermedades respiratorias, piel o cáncer. No son distintos al resto de la provincia".

Sobre por que Alto-Paraná usa el método ECF en lugar del TCF (el sistema pedido por los ecologistas), dice que no es por costos. "Es un tema de mercado. Hoy nadie paga por pastas TCE . Tienen menor calidad y resistencia." Ade­más, dice que "no hay diferencia en el resultado del tratamiento de efluentes entre el ECF y el TCF":

Martin Macjus es gerente de Operaciones de Alto Paraná. Dice que el líquido negro que se ve en el río es algo "absolutamente normal". "Sus parámetros físico-químicos y biológicos cum­plen legislaciones pertinentes." Según su expli­cación, el color responde a que en el blanqueo se remueve un residuo de lignina (componente de la madera) que da el tono oscuro. "Se podría disimular con un difusor por debajo de la super­ficie del rio", explica Macjus, quien asegura "que en esa zona del río hay muy buen pique".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada